Fernanda Abeal especial para El Faro Online

Este sábado 23 de octubre desde las 18.30, diferentes puntos de la ciudad le rindieron culto al ídolo nacional con intervenciones artísticas, iluminaciones y recitales. El Obelisco se tiñó de rojo y se agregó un corpóreo en el BA verde con la palabra “Charly” de 1,60 metros de altura y 20 centímetros de profundidad, montados sobre base auto-portante. Las letras de color blanco con tonalidades en aerosol rojo, negro y plateado, fueron las utilizadas para representar al artista. Se sumó el logo de “Say no more” junto a su nombre.

Como broche a esta mega fiesta de cumpleaños, el músico apareció en el CCK para interpretar grandes clásicos de su autoría. “Cerca de la revolución”, “Raros peinados nuevos”, “Demoliendo hoteles” y “Canción para mi muerte”, dejaron al público presente extasiado. Junto a Charly, vestido de blanco con sombrero negro, estuvieron Hilda Lizarazu, Rosario Ortega, Zorrito Von Quintiero y desde el Teatro Colón, se “teletransportó” Fito Páez para completar una banda histórica de voces que representan la música argentina.

Pompas de jabón a lo largo de la avenida Corrientes, carteles iluminados en las calles y subtes deseándole el feliz cumple a Charly García, fueron sólo algunos de los  detalles que se pudieron admirar en la noche porteña. Varios artistas callejeros con su impronta del Street art, dijeron presente con pinturas en aerosol, grafitis y dibujos con tizas sobre el asfalto. No faltaron los stands de maquillaje temático y los raros peinados con mechas multicolor caminando sobre la avenida más famosa de Buenos Aires. La noche de este sábado marcó después de un año, la vuelta a las calles como la conocemos, como siempre se destacó, la noche de la ciudad que celebra las ganas de vivirla con alegría.