Fernanda Abeal especial para El Faro Online

A pocos kilómetros de la Capital, existe una ciudad que nos hace viajar a una aldea con estilo medieval que entre callecitas adoquinadas y pasajes secretos, recrea la Europa del año 1300 entre castillos, torres, molinos y casas que fueron inspiradas en películas de Disney.

Con materiales reciclados provenientes de distintas partes del mundo, el recorrido por el lugar atraviesa las Doce Casitas del Bosque, fuentes, lagos, puentes de quebracho, islas, muelles, un molino de viento holandés, una capilla colonial, una locomotora con vagones, una gasolinera, un ascensor con destino incierto y un museo.

Un paseo por este pueblito diseñado por Antonio Campana a fines de los años ´70, que llevó treinta años construirlo para ser disfrutado como lo vemos hoy en día. Con una caprichosa arquitectura, esculturas y monumentos en un ambiente dispuesto entre llanuras, bosques selváticos, ríos y arroyos, sobre un predio de 200 hectáreas al Oeste del Gran Buenos Aires, es ideal para  empezar una mañana diferente con una maravillosa visita guiada de 45 minutos, capturar muchas fotografías, hacer un picnic, observar las distintas exposiciones que ofrece el lugar, dejarse llevar por la belleza del paisaje natural, comer algo rico en un food truck o simplemente, tomar un café descansando la mirada en un horizonte sin fin.

Este mágico lugar es un premio a la creatividad de su fundador, a la belleza y el equilibrio ecológico que se juntan a deslumbrar con exóticos escenarios a quienes se dejan llevar por el misterio y experiencias que hechizan.

Campanópolis: Bariloche 7200, González Catán. Provincia de Buenos Aires.

Abierto los días miércoles y sábados de 9 a 13 horas.

Contacto: 11 3063 3000