Especial de Fernanda Abeal para El Faro Online

La tarde va acercando los colores en este lugar de encuentro entre estudiantes de varias especialidades para compartir charlas, trabajos en equipo, descansar en un entorno amigable y estudiar en un espacio verde que suma propuestas a un desarrollo urbano sostenible. Ubicada entre las facultades de Economía, Medicina, Farmacia y Odontología de la Universidad de Buenos Aires, se asoma Plaza Houssay, un campus universitario con bares y restaurantes para disfrutar de la gastronomía con buena distribución de mesas, música suave y sabores que acompañan, en medio de una increíble postal de cara a la ciudad.

El campus donde antes funcionaba un estacionamiento subterráneo, hoy es reinaugurado como un polo recreativo, cultural, artístico y de sabores culinarios clásicos, para más de 180 mil vecinos que llegan a este sitio con deseos de vivir momentos de reunión dentro de una hectárea abierta sobre la avenida Córdoba al 2100. El nuevo espacio implica una puesta en valor construida en entorno a la plaza y, a su vez, facilita la interconexión de los distintos medios de transporte, incluida la estación de subte D.

Plaza Houssay posee en el primer subsuelo, patios abiertos bajo nivel que aportan iluminación natural, mientras que en el segundo subsuelo sigue funcionando una playa de estacionamiento  para 600 automóviles. La zona cuenta con iluminación LED y cámaras que garantizan mayor seguridad durante la noche. Con un anfiteatro, más de 1.900 metros cuadrados con emprendimientos comerciales, una estación eco-bici, juegos para niños, postas aeróbicas, una feria artesanal y Wifi en todo el perímetro, este centro se convierte en uno de los favoritos de los jóvenes que encuentran la ambientación ideal para relajarse, celebrar reuniones, tomar mate, estudiar bajo el sol, tentarse con sabores únicos de la gastronomía y admirar una de las tantas visuales con que nos deslumbra la Ciudad de Buenos Aires.