Especial de Fernanda Abeal para El Faro Online

Es en este barrio de tanguerías donde la historia y la nostalgia se encuentran en cada rincón y sirven de inspiración a varios artistas. Los murales que le dan ese toque bohemio a San Telmo, recrean un ambiente mágico. Rústicos restaurantes, música en vivo en cada esquina, la calle Defensa que atraviesa la inconfundible Plaza Dorrego, el Mercado de Pulgas y artesanos que atraen a los turistas todos los días, suman un recorrido para viajar por el túnel del tiempo.

Plaza Dorrego

Aquí es donde vibran las energías más atrapantes para los visitantes. Cada domingo funciona la Feria de San Telmo, donde bailarines de tango y bandoneones, hacen su homenaje al dos por cuatro argentino. Allí se agrupan numerosos puestos de venta de objetos que le dan un aire de mercado de pulgas sofisticado y, a su vez, son enmarcados por varios caserones del siglo XIX que se encuentran a su alrededor y que han sido reciclados y transformados en bares y negocios de antigüedades. La Plaza es considerada lugar histórico, ya que en dicho lugar se anunció en 1816 al pueblo de Buenos Aires, la Independencia (meses antes declarada en la ciudad de Tucumán).

Humberto I° 400.

Mercado de San Telmo

Adquirir juguetes de antaño, todo tipo de especias, patés patagónicos, cristalería de otros siglos, tomar un café con pastelería francesa o almorzar en buena compañía, es una experiencia increíble para vivir dentro de este Mercado que fue inaugurado en 1897, para abastecer a los inmigrantes que llegaban a esta ciudad desde el Viejo Continente. El edificio conserva su estructura original y en el año 2000, fue declarado Monumento Histórico Nacional por la Secretaría de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Defensa y Carlos Calvo.

Abierto todos los días de 10.30 a 20 horas.

Galería de la Defensa

Fue la residencia de la familia Ezeiza en 1880. Allí se vivió una vida de lujos pero, con la llegada de la fiebre amarilla, la aristocracia porteña se trasladó a mansiones en el barrio de Recoleta. De esta manera las casas deshabitadas, se transformaron en inquilinatos para inmigrantes convirtiéndose en conventillos. Esta casa fue remodelada con los años y hoy es una galería de arte conocida como “Pasaje Defensa”.

Defensa 1179

La Parroquia de San Pedro Telmo construida por los jesuitas en 1734, ubicada en Humberto I° 340, la Facultad de Ingeniería sobre la avenida Paseo Colón y tantos edificios que engalanan a este barrio, conforman un sello que lo diferencia y lo enmarca en un cuadro de arte e historia nacional.