Especial de Fernanda Abeal para El Faro Online

Allí donde se juntan los límites entre Colegiales y Palermo Hollywood, funciona este enorme galpón que no sólo resulta ser un entretenido paseo de compras, sino también un buen lugar donde encontrar curiosidades varias, muebles, obras de arte, pinturas, esculturas, cristalería, porcelanas, platería, mármoles, joyas antiguas, bronces, instrumentos musicales, vestuarios de época, espejos, cuadros, objetos de decoración, vajilla, relojes, baúles y un millón de recuerdos de la niñez, de casas de abuelos y de sensaciones de aquí  y de allá, que trasladan a nuestra memoria a un mundo de sensaciones mágicas.

Objetos que pensamos detenidos en el tiempo, van apareciendo mientras transitamos los pasillos de distintos puestos. Locales que son ventanales al público que desea comprar productos para decorar sus ambientes en departamentos, casas, negocios, jardines u oficinas o, para renovar y darle un aire vintage a cada rincón con aires de antaño y mobiliario restaurado. Todo es posible en este sitio que además realiza trabajos de pulido, encolado y lustre de piezas.

Bajo un estricto protocolo de seguridad e higiene que contempla algunos trabajos de demarcación y señalización para cumplir con el distanciamiento social, el Mercado de las Pulgas reabrió recientemente  sus puertas para que, en estos tiempos, se pueda armar un recorrido distinto, con bares y restós que rodean la manzana, para disfrutar de una agradable tarde frente a la Plaza Clemente y Plaza Mafalda , sin dejar de capturar imágenes de coloridas obras de Street art, que enmarcan los distintos puntos de ingreso al lugar.

Mercado de las Pulgas

Av. Dorrego, Av. Alvarez Thomas, Concepción Arenal y General Enrique Martínez.

Martes a domingo de 11 a 18 horas.