Especial de Fernanda Abeal para El Faro Online

El arco de ingreso genera buena vibra en medio de placas de calles escritas en español y en chino. Allí donde se encuentran los andenes de la estación de tren Belgrano C, desemboca la entrada alegórica que imprime su carácter al acceso comercial de la comunidad oriental en Buenos Aires.

Entre edificios de arquitectura asiática, murales de dragones con predominio del color rojo y el Pasaje Arribeños de estilo colonial, declarado Patrimonio de la Ciudad, aparece un espacio creado para mostrar la mezcla de culturas.

En la intersección de la avenida Juramento y Arribeños, se desarrolla un lugar de reunión popular para los inmigrantes chinos y taiwaneses que se instalaron en nuestro país a fin de la década del ‘ 80. Apenas cuatro cuadras enmarcan el sitio de la pequeña y colorida población de Oriente, que hoy es una de las zonas preferidas para compras de alimentos y objetos tradicionales.

En el corazón del barrio de Belgrano, el Chinatown porteño es ideal para conseguir pescado fresco y degustar platos típicos de la cocina asiática. Casas de té, restaurantes, negocios con baratijas, locales de ropa, supermercados con infinita variedad de productos que no abundan en otros markets, son algunas de las ofertas que se pueden conseguir.

Cada año nuevo nos homenajean con una puesta increíble de espectáculos culturales y la destacada danza del dragón, para rendir culto al trabajo, la fortuna y disciplina, que cada ciclo trae con mensajes de unión y esperanza.

BA Market

A escasos metros del arco del Barrio Chino, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires invita a feriantes a vender sus productos en las llamadas Ferias BA Market. Puestos itinerantes con amplia variedad de alimentos orgánicos en modalidad take away, se ofrecen a los visitantes que se acercan a adquirir comestibles saludables con acceso libre y gratuito, bajo estricto protocolo de seguridad e higiene.

Las ferias se organizan durante uno o dos fines de semana al mes en cada barrio convocado y, entre los productos a la venta que más salen, se encuentran: aceites, cereales y semillas, especias, frutos secos, vegetales, hongos, infusiones, legumbres, mermeladas y dulces, chocolates, pastas, plantas aromáticas, productos aptos para celíacos, lácteos y panificados.

Variedad, entretenimiento, cultura, compras, gastronomía, arte y por supuesto, celular en mano para registrar las mejores fotos de un recorrido milenario que hipnotiza por donde se lo mire.